Poleapunk

Buenos días, minions. Hace ya unos meses, no sé muy bien a cuento de qué, me encontré discutiendo sobre las vicisitudes, gracias y desgracias del steam-punk con un amigo. Como una cosa lleva a la otra, pasamos un rato por cada una de las estéticas -punk, y nos pusimos a elocubrar sobre ellas, hasta que llegamos a la conclusión que para completar el cuadro de bizarradas, echábamos en falta algo. Y al final lo encontramos: el Polea-Punk.

Antes de entrar en materia, haré un pequeño tour por el mundo -punk para situarnos. Nacido todo del cyberpunk, que cómo corriente literaria consistía en describir un futuro con un gran avance tecnológico pero que la mayoría de la sociedad vive de forma miserable, ya sea por malicia de sus gobernantes, o por algún que otro desastre natural o artificial que lo ha mandado todo al carajo. Una de sus novelas más características (y muchos opinan que la precursora del movimiento) es “Do Androids Dream of Electric Sheep?”, en la que se basó el film Blade Runner. El punto importante en la mayor parte de esta ambientación es que el poder reside en la información, y quién controla los medios de generación y propagación de la información, controla la sociedad. A partir de esta corriente de futuros postapocalípticos o dominados por corporaciones que tratan a la gente como mercancías (como el mismo juego de Cyberpunk), aparecieron curiosas escisiones del movimiento. Algunas de ellas, aunque no todas, son:

Biopunk:

Más o menos el mismo estilo, pero en vez de construir lásers cada vez más bastos, se adelanta en ingeniería genética y se crean superhumanos, y plantas y animales mutantes y muy raros. Como jugar al Spore, pero todo un poco más decadente. Los ordenadores son cerebros conectados a electrodos, la gente vive en casas que crecen orgánicamente y puedes tener un diplodocus como montura para los fines de semana en el campo. Algunos ejemplos: Jurassic Park, Repo, the Genetic Opera, o la novela Ribofunk, de Paul Di Filippo.

Steampunk:

Ucronía victoriana con máquinas de vapor. O sea, imaginar que una vez inventadas las máquinas de vapor no se encuentra nada mejor (nunca se llegan a descubrir o a utilizar los microchips, la energía nuclear, ni esas cosas) pero con el tiempo se van sofisticando los avances con esta tecnología. Lo de vestir todos como en la época Victoriana, pues bueno, a todo el mundo le gusta disfrazarse. Aquí encontramos naves espaciales que funcionan con vapor, brazos mecánicos con pistones, ordenadores gigantescos con ruedas dentadas… A diferencia del Cyberpunk, tiene un carácter más romántico que decadente. Ejemplos: The Begum’s Fortune, de Julio Verne, la película The Golden Compass, o incluso la infumable The League of Extraordinary Gentelmen.

Dieselpunk:

Ucronía también, esta vez basada en el período entre las dos Guerras Mundiales. Aparece la gasolina, los negros tocando la trompeta (sin ningún atisbo de racismo) y los clubes clandestinos. También con una dinámica distópica, la influencia de la Guerra es muy presente, y suele ser una ambientación prominentemente bélica. Además, también incluye dentro del género la novela negra y las narraciones pulp, muy de moda en aquellos tiempos (o eso dicen, no estaba allí para verlo). Ejemplos: Command&Conquer: Red Alert, o la película Sky Captain and the World of Tomorrow.

Teslapunk, Atompunk y Stonepunk:

Otras tres ambientaciones basadas en futuros alternativos con un estancamiento tecnológico, en el Teslapunk con la electricidad, y con estética del s XVIII y XIX, el Atompunk con la energía nuclear, y atmosfera dentro de una Guerra Fría muy larga y estilo los años 50. Un claro ejemplo del Atompunk es el videojuego Fallout, así como la película The Iron Man. Y el Stonepunk, por último, que sería lo que hacían los Picapiedra, aunque quizá sin los dinosaurios.

Otros y más:

Haciendo una pequeña referencia a otros -punks que he encontrado, para  que no sea dicho que no hablo de ellos: Postcyberpunk (Cyberpunk pero dónde la sociedad es más maja), Nanopunk (a hacerlo todo con nanotecnología), Clockpunk (basado en engranajes y con  agua corriente como motor), Elfpunk (con elfos yonkies y mendigando), Splatterpunk (horror con mucho salpicar de sangre) y el Nowpunk, que es tan original que consiste en ambientar en el momento actual.

Tras mirar la lista, nos asaltó una pregunta. Dónde están las poleas y los molinos de viento?  No fuimos capaces de encontrar el término o el subgénero que se centrara en ellos. Y esto es despreciar la floreciente, culturalmente y socialmente, Edad Oscura. Es por ello que desde mi humilde postura quiero agregar un pequeño grado de arena a esta locura, y proponer oficialmente el término Poleapunk, o Pulleypunk, que aún suena más raro.

Viendo que los géneros consisten básicamente en hacer una foto en un momento tecnológico, adormecer la capacidad de avance tecnológico con nuevas fuentes de energía, y decidir que el mundo está hecho una mierda o que la sociedad está jodida de alguna otra forma., vamos a proceder. Tenemos la edad media, una muy  entretenida época, y con una tecnología característica y con muchas posibilidades.

Vamos a ver cómo y con qué hacían las cosas en esos tiempos. Había grúas con ruedas de madera que se accionaban haciendo que la gente andara dentro (como hamsters, pero más baratos de mantener), relojes de arena, manivelas, imprenta, primeros anteojos, aparición de los destilados, y molinos de varios tipos, tanto tirados por animales como accionados por el viento.

Y la sociedad, feudalismo de bueno, campesinos que no eran esclavos pq a Dios no le gustaba que los llamaran así, las Cruzadas, la reconquista, la Iglesia controlando y metiendo mano en todo lo que se puede, los reyes matándose e invadiéndose entre ellos, y unas cuantas ciudades que empiezan a crecer, dando paso a la primera burguesía.

Nos falta sólo un poco de decadencia para ser distópicos, y yo apostaría por, al estilo Diablo, que se han abierto puertas al infierno y que la humanidad está en una guerra de guerrillas contra los demonios, además de matarse aún un poco entre ellos. Y para meter un poco de fantasía, si gusta, pondríamos a Jesús bajando de nuevo a la tierra en un Mecha para ayudar a los hijos de Dios.

Y de aquí se desarrolla la idea, los señores medievales ven a Jesús con un Mecha y deciden hacerse uno, y lo que tienen es ruedas de hamster para hombres, molinos de viento y mulas dando vueltas en una piedra, por lo que hacen un robot de madera gigante, con un par de mulas en los pies girando , personas metidas en ruedas en los brazos, y un montón de arqueros dentro para acribillar a todo el mundo. Todo accionado con poleas y protoengranajes. Incluso algunas aspas de molino saliendo de la espalda o una rueda que salga del pie si está al lado de un río, y así activar el modo turboboost con un incremento de la energía. Pero ya desvarío.

Y de momento lo dejo aquí, planteada la idea, por si a alguien le gusta. Y si no, ya me gusta a mí, y si algún día el Poleapunk es un género de verdad, fardaré de pensar un nombre para eso antes de que existiera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Facebook comments:

6 pensamientos en “Poleapunk

  1. Interesante artículo, pero….
    Comentar un par de temas. Primero indicar que no todo lo que comentan por internet como “mmmmmpunk”, existe realmente, mucho son palabras inventadas por gente que quieren destacar y hacerse los interesantes.

    Pero para saber un poco más de la familia PPunk, en especial de todos los retrofuturismos, se puede visitar la wikipedia, el blog http://steampunkyretrofuturismos.blogspot.com.es/p/que-es-el-steampunk.html, o http://utopicaucronia.blogspot.com.es/ en el que se hablan de todos los temas aquí comentados. También puede ser interesante el visitar el foro de steampunk en español http://steampunksp.4rumer.net/.

    También indicar que algunos de los MMMpunk comentados, no lo son en si propiamente dicho y otros, no terminados en punk, son mucho más que otros que esta terminación. Por ejemplo, el Teslapunk no existe como tal; relmente fue la invención de un organizador de enventos norteamericanos para crear su convención steampunk, pero como el nobre ya estaba cogido, le llamo teslapunk convention. Se debe tener en cuenta que el Steampunk no sólo tiene el vapor como base, sino es todo un movimiento que se basa en el vapor y en todos los inventos de Tesla, el Gran Tesla. También indicar que la verrtiente fantasy del Steampunk se llama Gaslamp, la vertiente Western se llama Wild West y la vertiente gótica se llama Steamgoth. Tambien indicar que el Polea punk ya tiene nombre desde hace años, y se llama clocpunk debido a que los primeros relojes funcionaban con contrapesos y engranajes de madera y la mayoria de las fuerzas motrices era o bien de animales, o por la fuerza humana.

    Espero que sea un poco más de ayuda esta explicación.
    Saludos.
    Burt Minorrot

    • Gracias por la clarificación, yo escribo desde el desconocimiento (siempre) y conseguir algo más de información siempre ayuda.

      Y respecto al clockpunk, si no lo entendí mal al buscar información sobre ello, se sitúa en el renacimiento, y básicamente es trabajar con engranajes de relojería. Lo que yo proponía era aún más rudimentario, poleas y engranajesde molino a lo basto, no tan peueños y precisos.

  2. Hará cosa de un año, se publicó en la revista de relatos online ¡No lo leas! (ahorraos el chiste fácil, por favor…) un especial en el que tratábamos un nuevo punk: Magipunk, un mundo actual en el que la magia, las criaturas mitológicas, las fantasmadas que aparecen en Cuarto Milenio y demás detalles sobrenaturales son reales.

    http://nololeas.x10.mx/wordpress/2011/11/21/%C2%A1no-lo-leas-103-%C2%A1segundo-aniversario/ <- sólo fue un número, pero fue entretenido de escribir (y leer ^_ ^).

  3. Yo también hago un apunte, el splatterpunk fue el segundo movimiento en surgir tras el cyberpunk, y se basa en la premisa de mezclar argumentos muy sólidos y trabajados con gore algo extremo. El ejemplo por antonomasia del splatterpunk es Hellraiser.

    No fue un movimiento que avanzase mucho, imagino que por su concepción algo limitada. En su entrada de la Wikipedia podéis encontrar una lista de interesantes autores del género, Clive Barker entre ellos: http://en.wikipedia.org/wiki/Splatterpunk

  4. Gracias por comentar, no sabía que Hellraiser entrara en splatterpunk. Que bonito es ver que los comentaristas saben más del tema que uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>